Consejos para aprender a tocar el piano de adulto

Aprender a tocar el piano como adulto puede ser intimidante. Muchas personas se limitan porque piensan que son demasiado mayores o que es demasiado tarde para empezar algo nuevo. La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para empezar. Si tienes ganas de aprender a tocar el piano, aquí tienes algunos consejos de la escuela de Musica y canto en Bilbao que te ayudarán en tu camino.

1. Busca un profesor

Hay muchos tutoriales en Internet para ayudarte a aprender por ti mismo, pero siempre es bueno tener un profesor. Reunirse regularmente con un profesor puede ayudarte a alcanzar tus objetivos y a rendir cuentas. Es una buena idea tener un sistema de apoyo de personas que te animen mientras aprendes una nueva habilidad.

2. Establecer objetivos

Sepa lo que quiere conseguir como pianista. ¿Quiere actuar para un evento especial, tocar para su propio disfrute o aprender una canción favorita? Tenga en mente un objetivo claro de por qué quiere aprender a tocar el piano. Te ayudará a mantenerte centrado y motivado, además de darte algo por lo que trabajar.

3. Aprender lo básico

Es importante empezar por lo básico. Si aún no sabes leer música o los fundamentos para tocar el piano, tómate tu tiempo para aprender las notas, el ritmo, las escalas, la postura correcta y otras habilidades básicas. No aprender ahora los hábitos correctos y las buenas prácticas para tocar el piano te frenará más adelante.

4. Haz de la práctica una prioridad

Si no se programa un tiempo específico para practicar cada día, es posible que al final del día no tenga tiempo para practicar. Si quieres aprender a tocar el piano, comprométete a aplicar lo que aprendes y a practicar con regularidad. Practicar con constancia en sesiones cortas de tiempo es mejor que practicar mucho de una vez; por ejemplo, practicar todos los días durante 30 minutos es más eficaz que practicar una vez a la semana durante dos horas. Si puedes, intenta seguir una rutina para que la práctica se convierta en un hábito. Cuando practiques, varía tus técnicas y las canciones que tocas. Esto evitará que te aburras y hará que la práctica sea agradable.

5. Encuentra música que te guste tocar

Mucha gente cree que debe empezar tocando música clásica. No siempre es así. Si quieres tocar para divertirte y disfrutar, empieza con canciones que te gusten. Las canciones pop son ideales para empezar porque suelen tener melodías sencillas y fáciles de aprender. La clave para disfrutar tocando el piano es encontrar música que te guste aprender a tocar. Te motivará a seguir aprendiendo y será gratificante tocar con éxito una melodía conocida.

6. Ve paso a paso

Lleva tiempo acostumbrarse a tocar un nuevo instrumento. Ten paciencia contigo mismo si no puedes dominar una canción tan rápido como te gustaría. Sigue intentándolo y no te rindas. Empieza con canciones que estén a tu nivel actual y desafíate gradualmente a tocar canciones más difíciles a medida que vayas progresando. Conoce tus límites y elige canciones que estén a tu nivel o ligeramente por encima. No intentes tocar una canción demasiado avanzada. No te apresures: establece un ritmo que puedas mantener y que se ajuste a tus objetivos.

7. Esté dispuesto a cometer errores

Los errores forman parte del aprendizaje. No te sientas avergonzado si te equivocas o si una canción o habilidad te resulta difícil de aprender. A la mayoría de los profesores de piano no les importa que te equivoques porque eso demuestra que lo estás intentando. Quieren ayudarte a mejorar. Cuando cometes errores, les ayuda a entender con qué estás luchando y cómo pueden ayudarte.

8. Celebrar las mejoras

Recuerda dónde empezaste y celebra tus mejoras, por pequeñas que sean. Cuando veas los progresos que has hecho, te sentirás más inclinado a continuar. Cuando domines una canción o una habilidad que te resultaba difícil, celebra ese logro. Aunque no seas un pianista perfecto después de tomar clases, serás mejor y tendrás más conocimientos que antes de empezar.

9. Diviértete

Disfruta aprendiendo y haciendo algo nuevo. Tener entusiasmo por aprender es más importante que tener talento. Puede que no seas un concertista de piano ni llegues a actuar en el Carnegie Hall, pero si te diviertes tocando y disfrutas aprendiendo nuevas canciones, eso hará que tu esfuerzo merezca la pena.

10. Empieza ahora

No dejes el aprendizaje del piano para otro día. Si esperas el momento ideal para empezar, nunca llegará. Nunca se es demasiado viejo para aprender a tocar el piano, pero nunca aprenderás si no te decides a empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *