7 maneras de hacer que su vuelo sea más cómodo

Volar en asientos económicos puede ser un lastre, especialmente en los aviones más pequeños donde el espacio para las piernas es escaso. Pero el hecho de que esté confinado en su asiento no significa que tenga que estar incómodo. Algunos trucos básicos en esta web te ayudarán a aliviar tu viaje:

1. VÍSTETE ESTRATÉGICAMENTE

Las capas son la clave para volar con comodidad. Nunca se sabe el calor o el frío que va a hacer en el avión, así que lleve ropa que pueda quitarse fácilmente. Las prendas suaves y transpirables, como sudaderas y camisetas de algodón, le ayudarán a sentirse más relajado y cómodo. Evita la lana, la ropa ajustada o las etiquetas que raspan. No hay nada peor que sentir picores estando atrapado en un espacio reducido.

2. LLEVA EL CALZADO ADECUADO

Aléjese de los tacones altos o de las botas toscas cuando vuele. Es mejor que los zapatos no sólo sean cómodos, sino que puedan ponerse y quitarse fácilmente para poder pasar el control de seguridad sin problemas. Una vez en el avión, quítate los zapatos. Los pies tienden a hincharse en los vuelos, así que usa calcetines o lleva un par de zapatillas para que tus pies puedan respirar.

3. LLEVE TAPONES PARA LOS OÍDOS

No escuches a los bebés que lloran ni a los pasajeros parlanchines con un buen par de tapones para los oídos. Con tu nuevo silencio, la hora de la siesta puede ser por fin una realidad.

4. LLEVE UN TENTEMPIÉ LIGERO

Un pequeño tentempié saludable será un buen estímulo durante el vuelo. Considere la posibilidad de llevar zanahorias tiernas, mezcla de frutos secos, fruta o cualquier otra cosa que pueda guardarse fácilmente en una bolsa de plástico. Intente evitar cualquier cosa grasienta que pueda aletargarle. Guarde también los alimentos picantes en casa: Tus vecinos te lo agradecerán.

5. REGÍSTRESE CON ANTELACIÓN

Tache un estrés de su lista facturando con antelación. Si hace el check-in por Internet antes de dirigirse al aeropuerto, se ahorrará algo de tiempo de espera en la cola y también podrá elegir su asiento con antelación.

6. ELIJA EL ASIENTO ADECUADO

Todo el mundo tiene su propia preferencia sobre dónde sentarse, pero eso no significa que todos los asientos sean iguales. Los pasajeros más altos deberían elegir un asiento en el pasillo, donde es más fácil separarse, mientras que los que tienen pañales podrían querer un asiento en la ventana, para no ser molestados por los vecinos que necesitan usar el baño. Todos los pasajeros, sin embargo, deberían intentar coger un asiento más cercano a la parte delantera del avión, ya que la parte trasera está plagada de ruido de motor y olor a baño.

7. HÍDRATE

Evite el café o el refresco y opte por el agua. La cafeína y el azúcar sólo le llevarán a un colapso que le dejará más cansado y seco que antes. Además, el aire dentro de la cabina es notoriamente seco: Los niveles de humedad suelen rondar entre el 10 y el 20 por ciento, en comparación con el 30 al 65 por ciento de una habitación típica. Esto reseca los ojos y la piel, dejándole con picores e incómodo. No tengas reparo en pedir más agua a los auxiliares de vuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *